Capítulo N° 2. ¿Quién es Poeta Zuchel ?. Penetrando sus capas y adentrándonos en las mareas de su imaginario.

Bienvenido otra vez lector, como te conté en la entrega anterior (Has clic aquí para ir al Capítulo N°1), Poeta Zuchel (@poetazuchel) ha publicado dos libros de poesía de autoría propia y se encuentra en proceso de edición de una tercera entrega, esta vez de la mano de una editorial independiente penquista, ya que en las dos anteriores el se encargó de la difusión, distribución y las gestiones para concretar el formato físico.

Aprendiz eterno del día a día y un activo gestor cultural, ha puesto grandes dosis de su energía en difundir la poesía de la zona, amplificando las voces de grandes talentos y bastos imaginarios que revolotean por los rincones de esta fértil tierra. Acompáñame a seguir descubriendo quién es Poeta Zuchel.

Otra de las grandes inspiraciones para Poeta es la cultura, espiritualidad y filosofía de las naciones orientales. Doctrinas como el hinduismo, taoísmo, budismo y el camino del zen son fuentes de profunda sabiduría e iluminación para la vida diaria.

“Estamos en una época donde occidente y oriente avanzan en su fusión, van permeándose el uno con el otro. Durante mucho tiempo nos han hecho creer que son incompatibles, pero lo cierto es que las tierras orientales han dado a luz a grandes maestros espirituales e iluminados gurús de la vida”, de quienes Andrés no pierde la oportunidad de aprender sus enseñanzas.

Los Haikús.

Una de las maneras de aproximación artística provenientes de oriente que ha fascinado a Poeta es el haikú. Los haikus se escriben, según la tradición oriental, en tres versos sin rima, de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Suelen hacer referencia a escenas de la naturaleza o de la vida cotidiana, a lo simple.

El haikú habla sobre la belleza y lo simple del vivir, sobre aquello que es muy del día a día pero que muchas veces pasamos por alto ya que el mundo moderno tiende a alejar la mente del momento presente. Son poemas cortos que van asociados a una imagen que evoque la naturaleza, algún fenómeno proveniente de esta o alguna estación del año.

Generalmente estos trabajos los comparte en sus redes sociales (@poetazuchel) y van acompañadas de una imagen conceptual que complementa y dialoga con la reflexión poética.

Respecto a su propia identidad, más allá de lo artístico e involucrando los distintos aspectos que componen al ser humano, Poeta reflexiona sobre quién es y quienes somos;

“Somos haces de luz, y esos haces pasan por un diamante y estos se dividen en varios colores. Dentro de nosotros mismos tenemos un espectro de posibilidades viviendo dentro. No es que seas solo el hermano, el hijo, el amante, no. Soy muchas cosas al mismo tiempo, el limitarnos a ser una sola cosa nos va tornando intolerantes, nos distanciamos unos de otros porque nos van faltando puntos de encuentro. El punto de encuentro entre todas las cosas que hago soy yo, es uno mismo”

Mira también, la última edición de nuestra sección Cómo suena, Cómo se ve, dedicada a la artista Análoga.

Su desarrollo en las artes marciales.

Dentro de su fascinación con la cultura oriental, Andrés se ha dedicado por más de 20 años al Judo, disciplina de defensa personal y arte marcial creada por Jigoro Kano, quien desempeñó varios cargos en el ministerio de educación japonés en los años 1890.

Poeta afirma que el judo le ha entregado disciplina, templanza y constancia. Judo significa el camino de la suavidad y es una doctrina que busca la armonía entre espíritu, mente y cuerpo. Como parte de su llamado a impregnar a la gente de lo que considera enriquecedor, Andrés también imparte múltiples talleres de Judo y defensa personal con distintos enfoques.

Poeta es cinturón negro en Judo, lo que simboliza uno de los grados más alto en las artes marciales, esto denota un gran conocimiento de la disciplina, respecto al cual siente un intenso llamado a compartir y traspasar.

Aparte de su rol como creador, uno de los grandes aportes de Poeta a la cultura e identidad penquista ha sido su trabajo como gestor cultural. Me abordan sensaciones de generosidad cuando pienso en lo intenso que repercute el arte en Andrés, tanto así que lo aborda como una necesidad de la cual no puede despegarse.

Esa necesidad consiste en empapar a las demás personas de la sensibilidad por la expresión, de impulsarlos a crear, a buscar dentro de ellos mismos, a entrar en contacto con sus emociones, incluso aquellas más oscuras y conflictivas, pues en estas, así como en todo el espectro sensorial, hay un potencial increíble para plasmar la belleza.

El impulsar a la gente a indagar en su potencial artístico, me parece un acto de bondad desinteresada, pues enriquece enormemente la experiencia del ser humano.

Fueron múltiples los ciclos, por ejemplo, con sede en La Esquina Rosada gestionados por Poeta, donde se dejaba el micrófono abierto para que cualquier asistente pudiera pasar adelante y compartir sus escritos, reflexiones, poesía o simplemente algún pensamiento decantado que abordó su cotidianeidad.

Yo mismo hice apología a las sensaciones que me entregaban las canciones que escuchaba por esos días y narré con toques surreales y performativos ciertos sueños recurrentes y exageradamente abstractos que me abordaban y nutrían mi imaginario onírico por esos días.

También fueron múltiples las ocasiones en donde, fuera en La Esquina u otra casa cultural de Concepción, invitaba a otros literatos de renombre con quienes conversaba y desnudaba ese imaginario íntimo desde donde aflora la poesía, a la vez que los instaba a leer y compartir parte de sus obras.

Andrés también ha gestionado varios festivales virtuales de poesía los que han tenido alta difusión y un desempeño notable en la labor de llevar el arte a la audiencia. En su Instagram (@poetazuchel), es muy común pillarlo reflexionando o entrevistando a artistas y poetas, generando una cercanía y complicidad entre el creador y su público.

“Poeta” Zuchel, es gestor cultural, profesor, judoca, artista y un eterno aprendiz de la vida. En esta reseña cubrimos algunos de los aspectos que apasionan la vida de este ser que ha recorrido las calles de la escena penquista, declamando y compartiendo un poco de cómo se ve la vida a través de su prisma, desde su vereda.

Si quieren saber más de él, en sus redes sociales pueden encontrar registros de sus andanzas y oratorias, de sus conversaciones y aventuras literarias, donde usa la virtualidad como un vehículo más, para llevar la cultura a todos lados y romper las fronteras que nos dividen, para dar a la generación puentes, vínculos y pasajes que nos unan y signifiquen puntos de encuentro en común.

 

Homínido.
En mis ojos
se refleja la historia
de cada homínido.

En mis pupilas
se anochecen todas las noches
con cada párpado.

En mi iris
se colorean las caras
de todas las gentes.

En mis pestañas
cuelga la ropa húmeda
de cada tendero.

En mis cejas
se pierde el cielo:
la sombra de mi vello animal.

 

Andrés Zuchel, extracto del libro “Existencia de espejos”, pronto a ser estrenado. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio